por Alejandro Méndez abril 21, 2017

Existen en el mercado numerosos sistemas de seguridad que podemos clasificar en dos grandes grupos: defensivos y disuasorios. Te explicamos en este artículo las diferencias.

Actualmente existen en el mercado una gran variedad de sistemas de seguridad para hogares y negocios. Esta amplia oferta hace que en ocasiones tomemos decisiones de compra equivocadas, sin reflexionar sobre cuáles son las diferencias entre los distintos sistemas de seguridad existentes y cómo van a incrementar nuestra seguridad personal y material.

Uno de los pasos previos a la compra de sistemas de seguridad es distinguir entre aquellos que poseen características defensivas y los que cumplen un papel disuasorio:

  • Los sistemas de seguridad defensivos tiene por objetivo incrementar el tiempo de resistencia física de tu vivienda o negocio. Es decir, a mayor resistencia del producto, menor la probabilidad de que sufras un asalto ya que el ladrón tendrá que invertir más tiempo y esfuerzo físico. Un ejemplo de sistema de seguridad defensivo son los cilindros o bombines de alta seguridad.
  • Los sistemas de seguridad disuasorios no son excluyentes y se complementan perfectamente con los sistemas defensivos. En este caso, el objetivo principal es advertir al intruso de que tu vivienda/negocio cuenta, por ejemplo, con un sistema de alarma que alertará inmediatamente a las autoridades o al propietario. Se trata de sistemas que no cuentan con características defensivas, sino que actúan para disuadir o ahuyentar al ladrón.

¿Qué sistema de seguridad es prioritario?

Es común que se cometa el error de comenzar instalando una alarma sin primero reforzar la protección o seguridad de diferentes elementos como la puerta o las ventanas. De nada vale contar con un sistema de alarma si después el ladrón podrá acceder fácilmente a la vivienda manipulando el bombín o forzando la ventana. Sería, por tanto, como comenzar a construir la casa por el tejado.

Antes de perpetrar un robo los ladrones analizan su objetivo con el fin de detectar los puntos débiles de la vivienda o negocio. De esta forma, la primera medida debe estar enfocada a reforzar las principales superficies de ataque, es decir, aquellos elementos que estén en contacto con el exterior (puertas, ventanas, rejas). Algunos ejemplos son cilindros de alta seguridad, escudos de protección, rejas, perfilería de alta calidad, entre otros.

Como puede resultar obvio, la capacidad defensiva será mayor o menor en función de la calidad del producto que decidamos instalar. Una vez se ha incrementado la protección física, es recomendable añadir sistemas disuasorios como alarmas o, si el presupuesto lo permite, cámaras de vídeo vigilancia. En definitiva, la seguridad no debe ser concebida como una única compra, ya que es un proceso progresivo que recae directamente en nuestro bienestar.

Alejandro Méndez
Alejandro Méndez



Otros artículos en Análisis

¿Cómo medir un bombín o cilindro?
¿Cómo medir un bombín o cilindro?

por Alejandro Méndez julio 03, 2017

Leer más
Comprar cerraduras: qué tipos de cerraduras para puertas existen
Comprar cerraduras: qué tipos de cerraduras para puertas existen

por Alejandro Méndez junio 07, 2017

Leer más
Comprar cerradura: lo que debes saber
Comprar cerradura: lo que debes saber

por Alejandro Méndez junio 07, 2017

Leer más
MANTÉNTE INFORMADO/A

Video para medir o instalar un bombín o cilindro de alta seguridad

Solo tardarás 5 minutos en hacerlo. Únicamente necesitas un destornillador y nuestro sencillo video.
Ya no tienes excusa para reforzar la seguridad de tu hogar tú mismo/a.