por Alejandro Méndez abril 24, 2017

La domótica aplicada en el campo de la seguridad nos ayuda a incrementar tanto la protección de nuestros bienes patrimoniales como nuestra seguridad personal.

Hace algunos años el concepto de casas inteligentes era prácticamente impensable. Sin embargo, las nuevas tecnologías han permitido que lo que antes parecía más bien sacado de la ficción sea ahora una realidad. La automatización de las viviendas, conocido en otros términos como domótica, está comenzado a extenderse y son cada vez más los propietarios que optan por ‘digitalizar’ su casa.

De esta forma, ya no resulta tan extraño que las persianas se abran y se cierren cuando amanece y anochece, que sea posible encender determinados aparatos electrónicos desde el móvil o que un robot vigile nuestra casa y nos alerte al detectar cualquier incidencia. Eso sí, aún queda camino por recorrer para que este tipo de avances comiencen a implantarse de forma general en los hogares.

Qué es la domótica y cómo puede mejorar nuestra calidad de vida

Según la Asociación Española de Domótica e Inmótica (CEDOM), la domótica es “el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda, que permite una gestión eficiente del uso de la energía, que aporta seguridad y confort, además de comunicación entre el usuario y el sistema”. Partiendo de esta definición, la domótica contribuye a mejorar la calidad de vida en los siguientes ámbitos:

  • Ahorro energético: gestión inteligente de la iluminación, climatización, riego, electrodomésticos, etc.
  • Accesibilidad: optimización del uso de determinados elementos del hogar, pensado especialmente para personas con discapacidad.
  • Comunicación: control remoto de la vivienda a través de conexión a Internet y desde dispositivos móviles, incluyendo sistema de alerta en caso de que se detecte alguna anomalía en el hogar.
  • Confort: mayor comodidad y bienestar al poder ajustar de forma sencilla prácticamente todos los mecanismos instalados en el hogar (luces, cortinas, puertas, suministro de agua, gas, ventilación…)
  • Seguridad: ( siguiente punto)

La domótica aplicada a la seguridad

La domótica aplicada en el campo de la seguridad es una forma no solo de incrementar la protección de los bienes patrimoniales, sino que también tiene por objetivo velar por la seguridad personal. Esto es posible mediante la instalación de sensores que producen una respuesta inmediata al detectar movimiento, ruido, objetos extraños o simplemente alguna incidencia (por ejemplo, inundaciones o incendios). De esta forma, podemos dividir la seguridad domótica en dos áreas: protección material y personal.

Protección de bienes patrimoniales

La vigilancia automática permite controlar el acceso a la vivienda y detectar así posibles intrusos, simular presencia dinámica en el interior del hogar, cerrar/abrir automáticamente las persianas y controlar remotamente cámaras de vigilancia y sistemas de alarma.

Seguridad personal

La domótica también tiene como finalidad proteger nuestra seguridad personal comprobando constantemente el estado de la vivienda. Así pues, alerta al usuario en caso de detectar incendios, fugas de gas, inundaciones, fallos en el suministro eléctrico, etc.

Alejandro Méndez
Alejandro Méndez



Otros artículos en Análisis

¿Cómo medir un bombín o cilindro?
¿Cómo medir un bombín o cilindro?

por Alejandro Méndez julio 03, 2017

Leer más
Comprar cerraduras: qué tipos de cerraduras para puertas existen
Comprar cerraduras: qué tipos de cerraduras para puertas existen

por Alejandro Méndez junio 07, 2017

Leer más
Comprar cerradura: lo que debes saber
Comprar cerradura: lo que debes saber

por Alejandro Méndez junio 07, 2017

Leer más
MANTÉNTE INFORMADO/A

Video para medir o instalar un bombín o cilindro de alta seguridad

Solo tardarás 5 minutos en hacerlo. Únicamente necesitas un destornillador y nuestro sencillo video.
Ya no tienes excusa para reforzar la seguridad de tu hogar tú mismo/a.