por Alejandro Méndez mayo 10, 2017

El impresioning es cada vez más común en España. Comparte con otras técnicas como el bumping o la extracción la superficie de ataque: el bombín o cilindro. Además, no deja rastro de fuerza en la cerradura.

Bumping, snapping, drilling (taladro), ganzuado… Seguramente has oído hablar en medios de comunicación sobre algunas de estas técnicas a la hora de informar sobre un robo o asalto en una vivienda. Sin embargo, a pesar de ser los más frecuentes, no son los únicos métodos de intrusión a los que recurren delincuentes y bandas organizadas.

En los últimos meses han comenzado a proliferar otro tipo de técnicas aún más sofisticadas como el impresioning, que se caracteriza principalmente por no dejar ninguna señal de fuerza en la cerradura. El impresioning comparte con el resto de técnicas mencionadas la superficie de ataque: el cilindro, también conocido como bombín. Sin embargo, el procedimiento difiere de los otros métodos de intrusión y requiere de una mayor inversión de tiempo.

¿En qué consiste el impresioning? 

El impresioning se realiza en dos fases:

  1. La primera fase consiste en calcar las marcas o dientes de la llave. Para ello, los intrusos colocan en el interior del cilindro o bombín unas finas láminas de aluminio que actúan como molde.
  2. El siguiente paso consiste en esperar a que el propietario introduzca la llave en la cerradura. En ese momento, las marcas/dientes de la llave quedan grabadas en las láminas de aluminio. De esta forma, tan solo será necesario extraer dichas láminas para poder realizar una copia exacta de la llave.

Se trata de un procedimiento con alto porcentaje de éxito que permite a los cacos acceder a la vivienda tal y como lo hace el propietario. Además, al no requerir ningún tipo de forcejeo, la cerradura queda intacta.

Problemas indemnizatorios 

Al igual que el bumping o el picking (ganzuado), el impresioning es una técnica de robo limpia

que no deja ningún rastro. Esto hace que el propietario no sea consciente de que han accedido a su vivienda hasta que se percata de la falta de algún objeto de valor. Las escasas pruebas para garantizar que se ha producido un robo derivan en un sinfín de dificultades para el cobro de las indemnizaciones del seguro, tal y como ya indicábamos en nuestro último post sobre el bumping.

Solución contra el impresioning 

Los ladrones experimentados analizan el exterior de la vivienda y detectan los puntos débiles como oportunidades. Un cilindro antiguo será fácilmente manipulable y actuará como una  atractiva llamada a la acción del robo. Ante esto, en Uplocks recomendamos Avocet ABS ®, el bombín líder en Reino Unido y recomendado por la policía británica. Puedes conseguirlo en nuestra tienda online desde solo 59€. 

Alejandro Méndez
Alejandro Méndez



Otros artículos en Análisis

¿Cómo medir un bombín o cilindro?
¿Cómo medir un bombín o cilindro?

por Alejandro Méndez julio 03, 2017

Leer más
Comprar cerraduras: qué tipos de cerraduras para puertas existen
Comprar cerraduras: qué tipos de cerraduras para puertas existen

por Alejandro Méndez junio 07, 2017

Leer más
Comprar cerradura: lo que debes saber
Comprar cerradura: lo que debes saber

por Alejandro Méndez junio 07, 2017

Leer más
MANTÉNTE INFORMADO/A

Video para medir o instalar un bombín o cilindro de alta seguridad

Solo tardarás 5 minutos en hacerlo. Únicamente necesitas un destornillador y nuestro sencillo video.
Ya no tienes excusa para reforzar la seguridad de tu hogar tú mismo/a.