• ¿Trabajas y estudias durante todo el día?
  • ¿Tu vivienda queda vacía cuando no estás en ella?
  • ¿Te preocupa que puedan estar estudiando tus horarios y hábitos?
  • ¿Quieres estar tranquilo/a sabiendo que tu hogar está protegido cuando no estás?

Analizan nuestros hábitos

Pasar tiempo fuera de casa durante varias horas al día puede convertirse en un punto en nuestra contra en términos de seguridad, especialmente si vivimos solos y la vivienda queda vacía. Por lo general, es nuestro trabajo el principal motivo por el que tenemos que ausentarnos durante varias horas al día.

En muchas ocasiones las bandas organizadas analizan previamente los hábitos de los propietarios antes de perpetrar un robo, conociendo los momentos en los que la vivienda se encuentra sin moradores. Se trata de una forma sencilla de minimizar los riesgos y aumentar las posibilidades de que el robo finalice con éxito.

La mejor defensa: la puerta

Sería absurdo no salir de casa con el único propósito de evitar robos cuando estamos ausentes. Además, la tranquilidad que da saber que nuestra vivienda está protegida, no tiene precio.

Si bien podemos tomar todas las precauciones posibles, en última instancia lo que nos defiende de una entrada forzada es, justamente, nuestra puerta. Concretamente, el elemento que atacan los ladrones es el bombín o cilindro. Según la Unión de Cerrajeros, el 80% de los cilindros se puede forzar en segundos, por lo que el primer paso consiste en actualizarlo.

Busca marcas y no dejes pistas

Conoce qué está pasando en tu edificio y tu barrio. Busca evidencias de marcas y señales que dejan los ladrones en las puertas para marcar las viviendas. No dejes pistas de que estás ausente: mantén algunas luces encendidas, una radio puesta, etc.

Reforzar la seguridad con sistemas defensivos

Bombín de alta seguridad: Es recomendable instalar sistemas de seguridad acordes a las avanzadas técnicas de robo actuales. El elemento prioritario: bombín de alta seguridad capaz de soportar bumping, extracción, taladro o ganzúa.

Escudo y segundo cerrojo: Una vez instalado un bombín de alta seguridad, el siguiente paso es instalar un escudo de protección y un segundo cerrojo. Aunque si instalas un bombín con un sistema de sacrificio (como Avocet ABS®), podrías ahorrarte el escudo.

Alarma (método disuasorio): Finalmente, si el presupuesto te lo permite y en función de tu tipo de hogar y su exposición a la vía pública (por ejemplo, chalés), puedes también incorporar sistemas de alarma o incluso cámaras de vídeo vigilancia.

Descubre la gama

Video para medir o instalar un bombín o cilindro de alta seguridad

Solo tardarás 5 minutos en hacerlo. Únicamente necesitas un destornillador y nuestro sencillo video.
Ya no tienes excusa para reforzar la seguridad de tu hogar tú mismo/a.